El Desapego "14 de 36 ciclos"


En ocasiones nos aferramos a pensamientos y sentimientos del pasado, a menudo, el hecho de apegarnos a esos pensamientos o sentimientos hace que no podamos avanzar por no querer soltar. Dejar paso a lo viejo y ceder el camino a lo nuevo forma parte de un proceso de desapego por el que todas las personas pasamos en distintos momentos de nuestras vidas. Si somos conscientes de ello es mucho más fácil trabajar el desapego desde la serenidad y la calma dando así nuevas oportunidades a una vida basada en la confianza y el amor hacia lo que viene.

Los niños pueden aprender a trabajar el desapego con pequeñas cosas como pueden ser juguetes que ya no emplean y que pueden servirles a otros niños, de esta forma, ellos pueden aprender que lo que ya no les resulta útil, quizás puede servir a otros más pequeños. El apego no tiene sólo porque ser a cosas materiales, de hecho, siempre que hay apego nace desde la emoción. Si transmitimos a los niños el valor de gestionar sus emociones y desapegarse de aquello que no les resulta útil a ellos, pero puede ayudar a otros, les estaremos transmitiendo una herramienta capaz de soltar el pasado y mirar hacia el futuro desde la confianza y el amor.

A continuación, vamos a proponer una meditación que se puede trabajar con los niños y también con los adultos, siempre que sintamos un apego podemos hacer esta meditación para el desapego. De la misma forma que las anteriores meditaciones si eres padre o madre puedes hacerla por las noches con los niños, pues es un buen momento para que se calmen antes de ir a dormir y quizás están más receptivos. Si eres profesor o profesora puedes hacerlo en el momento que creas más conveniente de la clase, quizás antes de empezar para ayudarles a entrar en calma o igual al finalizar la clase, se puede hacer incluso en la mitad de la clase. Es una meditación que no dura más de cinco minutos, si eres adulto y quieres hacerla puedes elegir el mejor momento que creas más conveniente para ti, está bien probar a primera hora del día o antes de ir a dormir, o sencillamente en un momento de calma a lo largo de tu día y así descubrir cómo te sientes mejor.

Meditación para trabajar el desapego

En primer lugar, colócate en una posición cómoda, cierra los ojos y céntrate en tu respiración. Durante unos instantes observa la respiración e intenta que esta se vaya calmando poco a poco, mientras lo haces ver relajando el abdomen, los hombros, el cuello y elimina toda la tensión de la mandíbula. Mantén los ojos cerrados y suaviza la zona del rostro. “Tomate unos segundos para entrar en calma siguiendo estas pautas”

Ahora visualiza una esfera de color amarilla que rodea todo tu cuerpo, esta esfera te ayuda a entrar en contacto con tu emoción, simplemente observa. ¿Qué emoción sientes en este momento que te impide seguir adelante? Tomate unos instantes para observar

¿Realmente tienes necesidad de continuar anclado a esa emoción?

Hay emociones hermosas que vivimos en el pasado y siempre estarán en nuestro corazón, ese tipo de sentimientos nos pertenecen y forman parte de nosotros, nos beneficiarán siempre que no impidan nuestro progreso hacia nuevas fronteras, aperturas a nuevas situaciones y caminos que nos ayudarán a avanzar hacia delante trayendo nuevas oportunidades de aprendizaje y experimentación. ¿Necesitamos de verdad aquello que nos negamos a soltar para avanzar?

Si sientes que todavía tienes necesidad de seguir experimentando desde el corazón con esa emoción entonces haz caso tu corazón, por el contrario, si sientes que tu corazón te impulsa a seguir hacia delante entonces puedes plantearte soltar con amor. Tomate unos segundos para observar que es lo que sientes en realidad.

Conéctate con el amor de tu corazón y sincronízalo con el sentimiento de tu emoción, fusiona tu sentir y libérate del miedo a soltar, pues en realidad es el miedo el que te impide avanzar. El corazón siempre nos guía a través del camino más beneficioso para nosotros, cuando nos perdemos entre la mente, la emoción y el corazón es cuando nos apegamos por el miedo a equivocarnos. Si conseguimos conectar con el amor que sentimos podremos crear la confianza necesaria para seguir avanzando. Recuerda que sólo tú puedes sentir el camino que pulsa tu corazón para que los sigas, aprende a escuchar esa pulsión y los apegos del pasado se soltarán convirtiéndose en propulsores del camino.

Haz esta meditación siempre que sientas la necesidad y compártela con los niños ayudándoles a que sigan el camino que pulsa su corazón sin miedo a soltar anclas del pasado.







Compartir:

La prosperidad "13 de 36 ciclos"


La prosperidad es la energía que nos impulsa y nos ayuda a que vibremos en la abundancia del avance evolutivo. Ir hacia delante con todo lo que necesitamos para prosperar es un valor que debemos trabajar con confianza, seguridad, autoestima y sobre todo, tenemos que creer en nosotros mismos para poder prosperar.

Los niños/as aprenden desde pequeños una cantidad de virtudes y valores que se van desarrollando con el tiempo, la prosperidad les puede dar el enfoque evolutivo de progresar hacia las metas de su corazón. La prosperidad es a menudo el valor que ayuda a emanar la energía del amor, y es desde ese amor que todo gira para que podamos prosperar. Los bienes materiales nos pueden ayudar a estar mejor, más el verdadero progreso espiritual viene de la prosperidad del corazón.

Meditación para trabajar la Prosperidad

En el momento del día que más conveniente veamos podemos enfocar esta meditación dependiendo del contexto o el entorno, si eres maestra/o puedes hacerlo en el medio de la clase para ayudar a calmar, en cambio de clase para comenzar tranquilos. Si eres madre/padre puedes hacerlo a la hora de ir a dormir, ayudándoles a conciliar el sueño o al levantarse si hay tiempo. Si quieres hacerla tú, puedes hacerla para conectar con la prosperidad del amor.

Cerramos los ojos, relajamos el cuerpo y visualizamos una esfera de color rosa que representa la prosperidad de la energía del amor. (Esperamos unos segundos) La esfera nos envuelve y nos ayuda a conectar con la luz de nuestro corazón, se hace cada vez más grande y nos enseña imágenes de cómo podemos amarnos y querernos a nosotros mismos/as. (Esperar unos 15 segundos) Recordamos todas las veces que hemos hecho algo por amor hacia nuestro cuerpo, cuidándonos, queriéndonos. Nos enfocamos en los hábitos saludables, en los momentos de cariño que hemos recibido y lo hemos permitido abriendo nuestro corazón.(Esperar 15 segundos) Ahora nos enfocamos en todas las ocasiones que hemos ofrecido amor a los demás, y cómo hemos podido prosperar con nuestras relaciones y amistades cada vez que hemos abierto el corazón permitiendo expresarnos desde lo más profundo de lo que sentíamos, cada vez que hemos apartado las barreras de la vergüenza y hemos dado un abrazo o una muestra de cariño hemos conectado con la prosperidad del amor. El amor lo es todo y cada vez que hemos actuado sin barreras desde el amor del corazón hemos prosperado. Así que cada vez que demos una muestra de cariño, apartando las vergüenzas y mostremos nuestro verdadero sentir, estaremos prosperando hacia el amor. Cada vez que hagamos algo amándonos a nosotros mismos también estaremos prosperando hacia el amor. Trasmitamos a los niños como se puede prosperar hacia el amor.








Compartir:

El amor “12 de 36 ciclos”

El amor es una energía creadora que da vida e impulsa los corazones para que se unan a otros corazones y colaboren de forma respetuosa. El amor es la chispa divina que todos los seres llevamos en el interior, el amor es lo que sucede antes de la creación y nacimiento de un nuevo ser, el amor es lo que impulso a la humanidad a seguir viviendo y compartiendo nuevas experiencias en nuestro hermoso planeta.

Desde Agartam educación te proponemos que recuerdes lo beneficioso que es el amor y lo expansivo que puede llegar a ser cuando actuamos permitiendo que se exprese, te proponemos que lo transmitas a los niños y que lo disfrutes en tu día a día, cocinando con amor para ti y para ellos, vistiéndote con amor para ti y los demás, respirando con amor conectándote al entorno donde te encuentras, disfrutando de cada instante como si fuese único porque en realidad lo es. Te proponemos que lo transmitas a los niños, a tus compañeros de trabajo, a los adultos, a las personas mayores y en general al mundo. El amor es mágico, siéntelo, permite que fluya, que se exprese y disfrútalo.

Meditación para uno y para todos
Cierra los ojos, siente tu respiración, observa el latir de tu corazón, presta mucha atención y disfruta de ese instante en que cada pulsión que emite tu corazón te da una oportunidad nueva de vivir y disfrutar. Se consciente de la magia que llega a ti a través de tus sentidos, escucha tu entorno e intenta disfrutar de lo que escuchas, no lo juzgues, simplemente escucha y agradece que puedes oírlo, se consciente de tu cuerpo y la fortaleza interior que tienes para hacer miles de movimientos diarios, movimientos que te permiten comer, reír, disfrutar, compartir, observar y sobre todo vivir. Conéctate al amor de tu interior que se encuentra en tu corazón y permite que fluya a través de cada cosa que emana de tu ser. Vive, ama y se feliz.


Ofrece esta meditación a los niños en el momento que más conveniente creas, si eres una profesora en un cambio de clase o en mitad de una clase, si eres un padre o una madre al llevarlos a dormir, al despertarse o simplemente en un momento de calma y tranquilidad. Si eres un adulto intenta hacerla tú y sentir disfrutando de conectarte al amor. Hazla siempre que te vibre y resuene compartirla con los demás.

Desde Agartam educación queremos dedicar un pequeño apartado a los padres y madres por la labor que hacen de educar con amor, a los profesores/as por transmitir tantos conocimientos a los niños que tanto tiempo a costado conseguir, y por último gracias al lector de este pequeño artículo, espero que podáis disfrutar y amar lo mismo que he disfrutado yo expresando estas palabras.




  
Compartir:

La colaboración "11 de 36 ciclos"

La colaboración nos acerca a la amistad y genera más fuerza a la hora de llevar a cabo acciones. La fuerza de la unidad se alimenta de la colaboración y de otros valores que unidos, generan esa fuerza. A veces uno cree en la colaboración que hace, sin embargo en ocasiones tenemos que vencer nuestra pereza para colaborar con alguien o en algún proyecto. Muchas veces nos podemos quedar en el pensamiento de “me gustaría colaborar de alguna forma” pero llevarlo a cabo es más complicado.
Desde Agartam educación te proponemos que hagas esta meditación si te resuena y quieres conectar con la energía de la colaboración, si eres padre o madre puedes hacer una meditación con tu hijo/a además de explicarle lo que implica y significa colaborar, es importante que los niños alcancen a comprender la importancia de aquello que aprenden. Y para los profesores proponemos que les transmitan a los niños/as en el mejor momento que vean conveniente hacer la meditación o hablarles de la colaboración.

En esta ocasión vamos a proponer la misma meditación para uno mismo/a, para los padres y madres y para los profesores/as. Es importante que si queremos trabajar la Unidad la pongamos en practica desde la misma meditación realizada por todos. Lo más interesante es conectar  con la energía de la colaboración y poner la intención de trabajarla.

Meditación para la colaboración
Para esta meditación cierra los ojos y ponte con la espalda recta, céntrate en tu respiración e intenta calmarla relajando principalmente el abdomen y la caja torácica. Permanece unos instante poniendo la intención de detener la mente y simplemente quédate observando. Pasado un tiempo empezamos con una visualización.

Visualiza una hermosa esfera de color violeta que envuelve todo tu cuerpo, esta esfera te va ayudar a trabajar la energía de la colaboración. La finalidad de colaborar consiste en la unión de varias personas para sumar más fuerza a aquello en lo que llevan a cabo. Cuanto más pacífica, armónica, respetuosa y de corazón sea la colaboración que se realiza, aumentará su fuerza. Colaborar con alguien afianza lazos con la persona que se colabora, porque además es un intercambio de energía. Permítete que la esfera te ayude a conectar con el amor, la compasión, con la sencillez, la humildad y ofrece una sincera colaboración desde esos sentimientos. Visualiza la hermosa esfera y permítete que crezca desde la energía que le envías desde tu corazón, recuerda que la colaboración estrecha los lazos de la confianza y la amistad. Observa como la esfera crece y se expande hasta abarcar todos los rincones del planeta. Recuerda que si quieres sumar fuerza a la unidad solo tienes que colaborar y conectar con los demás desde tu corazón. Ahora visualiza como la esfera vuelve y se integra en ti, ayudándote a que conectes con la energía de la colaboración cada vez que lo desees.


Podemos trabajar esta meditación para uno mismo/a aprovechando un momento en el que interioricemos y hagamos esta meditación, después nos podemos proponer colaborar con algo o alguien en algún momento para poder afianzar esa energía.


Los padres y madres pueden aprovechar la hora de ir a dormir para poder guiarles a los niños esta meditación, antes de ir a dormir es un buen momento para meditar porque así se calman y pueden conciliar mejor el sueño, ademas los niños se acostumbran a ir mas seguros a la cama y más contentos si sus padres les acompañan y les dedican cinco minutitos al finalizar el día.

Los profesores pueden aprovechar un cambio entre clase y clase, o antes de comenzar las clases porque no durará más de cinco minutos y puede ayudarles si se habitúan a meditar, introducir esta temática dentro de las diferentes asignaturas como en los artículos anteriores, o sencillamente pueden hacer la meditación cuando crean más conveniente. Los profesores/as tienen muchísimas herramientas para trabajar y creemos que cada uno/a encontrará la forma más adecuada para poder transmitir esto a sus alumnos.





Compartir:

El Respeto "10 de 36 ciclos"


El respeto es el valor que nos ayuda a establecer límites ante aquello que nos puede perjudicar o con aquello a lo que podemos perjudicar. Tratar las cosas o las situaciones con delicadeza, como si del cuidado de una flor se tratase, puede ayudar a que los niños/as y nosotros mismos comprendamos que todo aquello que hacemos podemos darle una connotación respetuosa. Podemos encontrar el respeto en una acción, en una palabra, en un gesto o en un abrazo. Siempre que esté presente mostraremos cariño y crearemos armonía y serenidad en nuestro entorno.

El Respeto para uno mismo/a

Desde Agartam educación te proponemos que te respetes y comiences a establecer límites en todo aquello que de un modo u otro te perjudica. Para ser consciente de los límites que necesitas establecer puedes entrar en meditación antes de ir a dormir o a levantarte por la mañana, y reflexionar sobre aquello que en el día anterior o a lo largo del día te ha molestado o perjudicado, bien puede ser el exceso en una comida o una conversación más elevada de tono, o sencillamente que alguien que ya estaba enfadado ha proyectado ese enfado hacia ti. A veces cuando sucede esto último es difícil pedirle a la persona que se calme y establecer límites, esto es debido a que no controlamos las acciones de la persona en cuestión, pero lo que sí podemos hacer es no permitir que lo que están proyectando hacia nosotros nos perjudique. Si eres consciente de todo aquello que te perjudica y estableces límites estarás conectando con el respeto, del mismo modo que puedes establecer esos límites hacia ti también te proponemos que establezcas los límites de tus acciones que perjudican a los demás. Si haces el ejercicio de reflexionar con la intención de poder conectar con el respeto será como si programases a tu cuerpo y tu mente para actuar desde el equilibrio y el respeto.

Propuesta para madres y padres

Para poder transmitir el respeto a los niños este mes desde Agartam educación os proponemos que empecéis por hablarles de la importancia que tiene mantener el respeto en las conversaciones. Para explicárselo no es necesario que esperéis a que una conversación se descontrole y sea irrespetuosa, más bien podemos hacerlo cuando consideremos que están receptivos y de esa forma cuando se descontrolen será más sencillo recordarles que no están actuando desde el respeto.

Un ejemplo para explicarles lo que es el respeto:
Podemos empezar diciéndoles que el respeto es tratar las cosas con cierta delicadeza, si cogemos un bichito pequeño tenemos que cuidar de no apretar demasiado si no queremos lastimarlo, lo mismo sucede con una flor o con algo que sea frágil. Ese sería en respeto llevado a la acción de coger o interactuar con algo, también podemos explicarles que el tono de voz puede ser más respetuoso si no es demasiado elevado, de hecho, cuando se chilla se suele generar una molestia e incluso dolor en los oídos en el caso más extremo. De ese modo entenderán que el respeto se encuentra en el tono de voz, así como en las palabras que decimos. Cuando hablamos con alguien y le decimos lo bien que le vemos y lo contentos que estamos por verle, probablemente la persona a la que se lo decimos también se pondrá contenta y además estaremos siendo respetuosos. Sin embargo, si cuando vemos a alguien le decimos aquello que sentimos sin ningún tipo de filtro como el respeto, es posible que acabemos ofendiéndola y en consecuencia siendo irrespetuosos, un ejemplo muy común sería “últimamente has cogido peso”. Los valores siempre tienen que ir unidos, de lo contrario entraremos en un conflicto por la manera de emplearlos. Si vemos una persona que está desmejorada y queremos ser honestos, no tenemos por qué mentirle, pero tampoco hay porque decírselo, porque es muy probable que al comunicárselo la ofendamos. De este modo les estaremos enseñando a los niños/as la importancia que tiene todo aquello que dicen, y además, que los valores empleados de la forma correcta siempre generarán armonía y bienestar a nuestro alrededor.

Propuesta para profesores/as

Para este mes desde Agartam educación os proponemos que les transmitáis a los niños la importancia de ser respetuosos en el comportamiento. Como hemos visto en los apartados anteriores el respeto se puede extrapolar a todo aquello que hacemos, no importa si es una conversación, si es un dibujo o si estamos llevando a cabo una acción. Es muy importante que los niños aprendan a respetarse entre ellos y a los profesores para tener una convivencia armónica y saludable. Para transmitirlo podemos hacerlo a través de distintos ejercicios que veremos a continuación:

Para ayudar a que los profesores tramitan a los niños el valor del respeto vamos a incentivar a los niños para que aprendan a hablar desde el respeto. Para ello podemos intentar contar una situación inventada o real en la que mostremos a los niños lo que es actuar con respeto, y cómo les puede ayudar a mejorar su día a día si actúan aplicando este valor. A los niños siempre les gusta escuchar historias, y si además vienen de su profesor/a les ayudará a fomentar mayor vínculo con ellos.
Como ejercicio podemos pedirles que nos cuenten algo relacionado con cosas que hacen de forma respetuosa.
Cuanto más cerca se sienten de los profesores, los niños mejoran su comportamiento.

Propuesta para las diferentes asignaturas

En clase de lenguaje
Todos los valores o palabras que trabajamos en educación se pueden analizar y comprender en una clase de lenguaje con muchísima razón de ser, porque podemos explicar el significado y trabajar con la comprensión del mismo, bien sea en dictados, lecturas, textos, o ejercicios que estén destinados a la utilización correcta de dicha palabra. Esto siempre ayudará a los niños a que obtengan la comprensión del significado del valor que queremos trabajar. No importa si estamos en clase de inglés, de francés, de castellano o de catalán, porque cualquiera de las lenguas nos permite este tipo de trabajo.
En las clases de lenguaje podemos aprovechar para explicar el significado del valor, se puede introducir en textos y comprobar la comprensión de los mismos, podemos poner ejemplos de en qué situaciones se emplearían y ver que lo hagan de una forma correcta, las asignaturas relacionadas con las lenguas nos dan muchísimo juego a la hora de trabajarlo valores.

En clase de matemáticas
En las clases de matemáticas podemos intentar hacer una breve reflexión de la importancia que tiene manejar los números y las cuentas desde la aplicación del valor que queremos trabajar, para ello podemos servirnos de problemas con una connotación moral acerca del uso de ese valor. Al final del problema una breve reflexión de si la actuación ha sido correcta intentando no entrar demasiado para no perdernos de la base que deben ser las matemáticas.

Un ejemplo puede ser:
Un niño tiene cinco cromos y otro tiene 10 si viene un tercer niño y le quita dos cromos a cada uno ¿cuántos tendrán cada uno de ellos al final?
Se puede observar que este es un problema para restar y hacer un pequeño cálculo, aquí en vez de cambiar los cromos como sería lo normal, un niño se los ha quitado, es en ese punto donde podemos hacer una valoración final analizando si verdaderamente es correcto haberlos quitado, este valor está relacionado con la falta de honestidad y honradez, del mismo modo que es una falta de respeto. Dedicar dos minutos de tiempo a esta reflexión puede ayudar a que los niños poco a poco vayan integrando lo que generan la carencia de valores. Cabe recordar que lo principal para poder actuar desde los valores es entender cómo funcionan y que generamos cuando actuamos de un modo u otro.

En la asignatura de matemáticas siempre tendremos la posibilidad de aprovechar los problemas matemáticos para introducir pequeñas reflexiones sobre lo que está sucediendo que nos ayuden a explicar a los niños lo que son los valores, es importante también que aprendan la importancia de los números, para que le sirven, como lo pueden aplicar y sobre todo que lo apliquen alineados con los valores porque es lo que les va a ayudar a crecer.

En clases de educación física
La clase de educación física es ideal para poder trabajar en equipo, por eso podemos aprovechar ese momento para que los niños interactúen entre ellos intentando aplicar los valores que queremos que trabajen. Si es el valor del respeto y ésta está relacionado con el cuidado y no invasión, podemos aprovechar un juego en el que practiquen todo lo que queréis que trabajen en ese momento además de sumar el valor. Se puede buscar que trabajen coordinación, reflejos y todos los aspectos necesarios, aprovechando el juego ellos tienen que intentar ser lo más respetuosos posible y darle énfasis a que tienen que ser respetuosos. En ocasiones cuando los niños juegan algún tipo de juego no quieren perder, muchas veces cuando han perdido intentan luchar que no es verdad, es en ese momento cuando podemos aprovechar el valor e introducir el respeto dentro del juego para que acepten que cuando les toca tienen que ser sinceros.

En las clases de educación física se pueden trabajar y transmitir los valores por equipo, a veces basta una charla y una explicación pequeña del valor que queremos trabajar, otras veces según la ocasión lo requiera podemos aprovechar para extendernos un poco más y solucionar un conflicto que haya sucedido a través de un valor, hay un montón de posibilidades para poder trabajar los diferentes valores en equipo.

En las clases de plástica o manualidades
Podemos intentar expresar algún tipo de dibujo o manualidad intentando ser respetuosos con nuestra manera de sentir o pensar, fluir con nuestros sentimientos siendo totalmente sinceros y respetuosos puede ayudarnos a conectar con el sentir del corazón, sin juicios y sin críticas. Si alguien siente dibujar algo de una forma podemos incitarle a hacerlo con total honestidad y respeto por parte de las demás.

La clase de plástica o manualidades está relacionada con la expresión y es por eso que los valores se pueden intentar expresar en aquello que creamos, si es el valor del respeto podemos intentar plasmar lo que es el respeto o respetar lo que han creado otros, si es el valor de la aceptación podemos aceptar nuestro nivel de destreza a la hora de hacer la manualidad intentando mejorar en cada momento aceptando el momento presente. Hay muchas formas de transmitir y trabajar los valores en esta asignatura tan sólo debemos imaginar y ofrecerles a los niños la posibilidad de expresarse.

Clases de ciencias sociales e historia
En este tipo de asignaturas en las que se estudia la historia del pasado de la humanidad siempre se puede aprovechar para reflexionar si el comportamiento de los acontecimientos históricos fue desde los valores o desde su carencia, con este tipo de reflexiones se verá claramente hacia dónde lleva socialmente un comportamiento carente de valores o un comportamiento fuerte en la integración de los mismos.








Compartir:

La Lealtad "9 de 36 ciclos"

La lealtad nos ayuda a conectar con el corazón y ser consecuentes con lo que nos dice, es el valor que afianza todas nuestras acciones y nos ayuda a alinearnos en nuestro sentir y en nuestro actuar. La lealtad con uno mismo consiste en escuchar el corazón y actuar siendo coherentes con nuestras necesidades, y la lealtad hacia los demás consiste en afianzar los valores en nuestro comportamiento con los demás.

La lealtad para uno mismo

Si queremos actuar con lealtad hacia nuestros sentimientos debemos aprender a escuchar la voz del corazón que nos habla constantemente, para ello podemos servirnos del silencio mental, el recogimiento, la interiorización y la introspección. Si entramos en meditación descubriremos nuestro sentir y desde esa energía tenemos que empezar a actuar en consecuencia.

Cuando entres en meditación te recomiendo que la hagas sentado/a, a ser posible con la espalda recta, no importa si es en una silla con respaldo, en el sofá o encima de la cama. Para empezar, cierra los ojos y céntrate durante unos instantes en tu respiración, siente como entra el aire en tu cuerpo y como sale, intenta seguir todo el recorrido y observa las modificaciones que se dan en tu abdomen o en tu caja torácica. Mientras te centras en tu respiración permite que tus pensamientos y tus emociones se vayan calmando, para ello te puedes ayudar de tu intención, si pones la intención de detener la mente y calmar las emociones estas se irán calmando poco a poco. Tomate el tiempo que sientas necesario para conseguirlo, una vez creas que estás preparado/a lleva tu atención al centro de tu pecho y visualiza una luz, no importa si no la ves, simplemente imagínate que estaba allí. Esa luz forma parte de ti, eres tú en esencia, es la luz de tu alma, con la intención de descubrir qué es aquello que necesitas en este momento y si estás en sincronía con esa necesidad. 

Cuando permanezcas un tiempo observando hacia dentro descubrirás si realmente estás alineado con el camino que pulsa en este momento tu corazón, a menudo todas las personas estamos enfocados en ese camino durante ciertos períodos de tiempo, dentro de esos periodos de tiempo tenemos que intentar descubrir si estamos caminamos en la dirección de nuestro corazón y de no ser así tenemos que ver cuáles son los primeros pasos que hay que dar para empezar a emprender ese camino. La lealtad es la energía que afianzará nuestra dirección por encima de cualquier otra, el camino del corazón es el de la felicidad, al principio no siempre es fácil pero una vez que lo tomamos cuanto más permanecemos en el más sencillo resulta estar alineados en la dirección correcta.
Lo más importante de entrar en meditación para la ver la lealtad hacia nuestro corazón es pasar a la acción una vez tenemos claro el objetivo que nace de nuestro interior.


Propuesta para padres y madres

Para la propuesta de cómo transmitir la lealtad a los niños podemos partir de la base que en el proposito anterior les enseñamos lo que era la honestidad y también les enseñamos a meditar y ser conscientes de lo que sentían, partiendo de esa práctica, en esta ocasión les vamos a hablar a los niños de la importancia que tiene ser leales a sus principios. Hay ocasiones en los que los niños sienten que quieren hacer algo y no pueden, los padres y las madres están para educar a los niños y enseñarles aquello que les beneficia o les perjudica, porque en muchas ocasiones ellos lo desconocen. Es importante que no se confunda el término entre que se alineen con su corazón, a que hagan lo que les dé la gana y lo pongan como pretexto para hacer lo que quieran.

Para poder otorgarles un filtro es importante que les enseñemos que el camino del corazón siempre les beneficiará a ellos y a los demás, cuando uno actúa en consonancia con lo que está sintiendo desde el corazón le ayudará a mantenerse en un estado de equilibrio y también lo generará hacia el exterior, de tal modo que ese es el filtro que les podemos transmitir para que entiendan que no todo lo que quieren nace del corazón.

Como propuesta les podemos decir:
Que cada noche cuando se vayan a dormir antes de finalizar el día, reflexionen unos minutitos con vosotros, y os cuenten cuáles son las acciones que han empezado a realizar siendo honestos con el sentir de su corazón. Si hicieron la propuesta de la honestidad no les será difícil este ejercicio, es importante que les expliquéis que la lealtad les ayudará a afianzar sus decisiones y estas serán más firmes, y por tanto, les otorgaran mayor seguridad.

Propuesta para profesores/as

Podemos llegar a un acuerdo para que los niños/as tengan una buena conducta en clase basada en el respeto y la calma y que sean leales a ese acuerdo, quizás para incentivar a que cumplan el acuerdo de buena conducta podéis buscar algún tipo de aliciente, puede ser algo así como tener menos ejercicios para hacer en casa, hacer algún tipo de ejercicio que les guste mucho en clase, realizar una salida cultural a algún sitio o simplemente realizar algún tipo de juego didáctico de vez en cuando. La lealtad es el valor que nos ayuda al cumplimiento de nuestra palabra, de nuestros sentimientos y de nuestras acciones. Si les enseñáis lo que es la lealtad, es posible que poco a poco empiecen a mejorar su comportamiento y os sorprendan, evidentemente el incentivo tendrá que ser suficientemente atractivo para ellos, de ahí que les consultemos varias opciones sobre qué es lo que prefieren. Sí al principio no consiguen comportarse bien debemos ser pacientes y mostrarles a través del ejemplo el valor de la paciencia, también es un reto para nuestro crecimiento.
Como adultos deberíamos tener mayor paciencia y mayor número de recursos para poder transmitir la lealtad y generar un buen comportamiento en clase.

Propuesta para las diferentes asignaturas

En clase de lenguaje

Todos los valores o palabras que trabajamos en educación se pueden analizar y comprender en una clase de lenguaje, porque podemos explicar el significado y trabajar con la comprensión del mismo, bien sea en dictados, lecturas, textos, o ejercicios que estén destinados a la utilización correcta de dicha palabra. Esto siempre ayudará a los niños a que obtengan la comprensión del significado del valor que queremos trabajar. No importa si estamos en clase de inglés, de francés, de castellano o de catalán, porque cualquiera de las lenguas nos permite este tipo de trabajo.

En las clases de lenguaje podemos aprovechar para explicar el significado del valor, se puede introducir en textos y comprobar la comprensión de los mismos, podemos poner ejemplos de en qué situaciones se emplearían y ver que lo hagan de una forma correcta, las asignaturas relacionadas con las lenguas nos dan muchísimo juego a la hora de trabajarlo valores.

En clase de matemáticas

En las clases de matemáticas podemos intentar hacer una breve reflexión de la importancia que tiene manejar los números y las cuentas desde la aplicación del valor que queremos trabajar, para ello podemos servirnos de problemas con una connotación moral acerca del uso de ese valor. Al final del problema una breve reflexión de si la actuación ha sido correcta intentando no entrar demasiado para no perdernos de la base que deben ser, en este caso las matemáticas.

Un ejemplo puede ser:
Un niño tiene cinco cromos y otro tiene 10 si viene un tercer niño y le quita dos cromos a cada uno ¿cuántos tendrán cada uno de ellos al final?

Se puede observar que este es un problema para restar y hacer un pequeño cálculo, aquí en vez de cambiar los cromos como sería lo normal, un niño se los ha quitado, es en ese punto donde podemos hacer una valoración final analizando si verdaderamente es correcto haberlos quitado, este valor está relacionado con la falta de honestidad y honradez. Aunque en esta ocasión lo podemos enfocar desde la lealtad a esos valores. Dedicar dos minutos de tiempo a esta reflexión puede ayudar a que los niños poco a poco vayan integrando lo que generan la carencia de valores. Cabe recordar que lo principal para poder actuar desde los valores es entender cómo funcionan y que generamos cuando actuamos de un modo u otro.

En la asignatura de matemáticas siempre tendremos la posibilidad de aprovechar los problemas matemáticos para introducir pequeñas reflexiones sobre lo que está sucediendo, esto nos ayudará a explicar a los niños lo que son los valores, es importante también que aprendan la importancia de los números, para que le sirven, como lo pueden aplicar y sobre todo que lo apliquen alineados con los valores porque es lo que les va a ayudar a crecer como personas.

En clases de educación física

La clase de educación física es ideal para poder trabajar en equipo, por eso podemos aprovechar ese momento para que los niños interactúen entre ellos intentando aplicar los valores que queremos que trabajen. Si es el valor de la lealtad y ésta está relacionada con la constancia y el camino adecuado, podemos aprovechar un juego en el que practiquen todo lo que queréis que trabajen en ese momento, además de sumar el valor. Se puede buscar que trabajen coordinación, reflejos y todos los aspectos necesarios, aprovechando el juego ellos tienen que intentar ser lo más leales posible a los valores aprendidos y darle énfasis a que si pierden tienen que aceptarlo. En ocasiones cuando los niños juegan algún tipo de juego no quieren perder, muchas veces cuando han perdido intentan luchar que no es verdad, es en ese momento cuando podemos aprovechar el valor e introducir la lealtad hacia la verdad dentro del juego, para que acepten que cuando les toca tienen que ser sinceros.

En las clases de educación física se pueden trabajar y transmitir los valores por equipo, a veces basta una charla y una explicación pequeña del valor que queremos trabajar, otras veces según la ocasión lo requiera podemos aprovechar para extendernos un poco más y solucionar un conflicto que haya sucedido a través de un valor, hay un montón de posibilidades para poder trabajar los diferentes valores en equipo.

En clase de plástica o manualidades

En las clases de plástica o manualidades podemos intentar expresar algún tipo de dibujo o manualidad intentando expresar el valor a trabajar desde nuestra manera de sentir o pensar, no es lo mismo limitarse a copiar algo de otro, que intentar fluir con nuestros sentimientos siendo totalmente sinceros. Si alguien siente dibujar algo de una forma podemos incitarle a hacerlo con total honestidad y respeto.

La clase de plástica o manualidades está relacionada con la expresión y es por eso que los valores se pueden intentar expresar en aquello que creamos, si es el valor de la lealtad podemos sincerarnos expresando con lealtad a nustro sentir, si es el valor del respeto podemos intentar plasmar lo que es el respeto o respetar lo que han creado otros, si es el valor de la aceptación podemos aceptar nuestro nivel de destreza a la hora de hacer la manualidad, intentando mejorar en cada instante y aceptando el momento presente. Hay muchas formas de transmitir y trabajar los valores en esta asignatura tan sólo debemos imaginar y ofrecerles a los niños la posibilidad de expresarse.

Clases de ciencias sociales e historia


En este tipo de asignaturas en las que se estudia la historia del pasado de la humanidad, siempre se puede aprovechar para reflexionar si el comportamiento de los acontecimientos históricos fue desde los valores o desde su carencia, con este tipo de reflexiones se verá claramente hacia dónde lleva socialmente un comportamiento carente de valores o un comportamiento fuerte en la integración de los mismos. Además podemos relacionar el valor concreto que proponemos con el hecho histórico y la carencia o el uso del mismo.



                         

                        Puedes realizar cualquier consulta a educacion@agartam.com


Compartir:

La Honestidad "8 de 36 ciclos"

La honestidad es un valor a menudo relacionado con la verdad. Si una persona aprende a ser honesta desde el corazón consigo misma, siempre será honesta con los demás, es el primer camino hacia la felicidad. Los niños y los adultos pueden aprender a ser honestos consigo mismos si antes han aprendido a mirar hacia dentro y descubrir sus necesidades. Todas las personas necesitamos cubrir las necesidades del cuerpo físico, así como las necesidades de las emociones y de la mente. Si actuamos con honestidad descubriremos todo aquello que nos hace felices y probablemente sea más fácil actuar en consecuencia.

Para transmitir la honestidad desde los valores debemos tener en cuenta que cuando se actúa aplicando un valor, nunca debemos faltar a otro valor si deseamos actuar desde el equilibrio. El ejemplo más claro es que si una persona siente que otra no le cae bien y se lo dice además de malas maneras, estará faltándole al respeto, con lo cual estará siendo honesta con sus sentimientos, pero al mismo tiempo estará faltando a otro valor. Por este motivo debemos transmitir a los niños la importancia de aplicar los valores teniendo en cuenta lo que generamos al hacerlo, de ese modo siempre será más sencillo y actuaremos en equilibrio.

Propuesta para uno mismo/misma

En esta propuesta vamos a tratar de descubrir cuáles son nuestras necesidades y vamos intentar ser honestos/as alineando nuestra manera de actuar con esas necesidades. Para ello vamos hacer una meditación que nos ayude a conectar con nuestro corazón, puedes hacerla en el momento del día que creas que es más conveniente para ti. Recuerda que esta meditación te va a ayudar a identificar cuáles son tus necesidades, por lo que la puedes hacer a menudo porque las necesidades van cambiando según el momento de la vida en el que nos encontramos.

Cuando entres en meditación te recomiendo que la hagas sentado/a, a ser posible con la espalda recta, no importa si es en una silla con respaldo, en el sofá o encima de la cama. Para empezar, cierra los ojos y céntrate durante unos instantes en tu respiración, siente como entra el aire en tu cuerpo y como sale, intenta seguir todo el recorrido y observa las modificaciones que se dan en tu abdomen o en tu caja torácica. Mientras te centras en tu respiración permite que tus pensamientos y tus emociones se vayan calmando, para ello te puedes ayudar de tu intención, si pones la intención de detener la mente y calmar las emociones estas se irán calmando poco a poco. Tomate el tiempo que sientas necesario para conseguirlo, una vez creas que estás preparado/a lleva tu atención al centro de tu pecho y visualiza una luz, no importa si no la ves, simplemente imagínate que estaba allí. Esa luz forma parte de ti, eres tú en esencia, es la luz de tu alma, con la intención de descubrir qué es aquello que necesitas en este momento y si estás en sincronía con esa necesidad. Cuando pongas la intención de hacer esto permite que el pensamiento fluya de nuevo porque es así como recibirás la información, desde un estado de calma habrás puesto la intención de conectar con tu alma y descubrir tus propias necesidades. Confía en lo que te venga y si ves que lo que ha venido es equilibrado y coherente te recomiendo que te pongas en marcha para conseguirlo. Recuerda siempre que cuando hacen meditación tienes que discernir y valorar la información, el equilibrio y la coherencia son grandes aliados a la hora de poder seleccionar. La honestidad es el primer paso para alcanzar el plan de vida y llegar de ese modo a la felicidad.

Para transmitir un valor a un niño/a es necesario que antes lo tengamos integrado, será entonces cuando actuemos desde la honestidad hacia la educación.

Propuesta para los padres

La propuesta para los papás y mamás es ayudar a que los niños sean sinceros y honestos actuando desde el corazón. Para ello tenemos que enseñarles a que escuchen el corazón y actúen en sincronía, puede haber muchos momentos para ayudarles a que conecten con su corazón sin embargo uno de los mejores momentos es la hora de la noche antes de ir a dormir. En primer lugar, cuando los niños/as van a dormir justo antes de dormirse entrar en meditación les ayuda a calmarse, si además de eso la mamá o el papá les acompañan ellos se sienten mucho más seguros y les cuesta menos conciliar el sueño.

Cuando acostemos a los niños y estén en la camita les pedimos que cierren los ojitos y visualicen una gran esfera del color que ellos prefieran, que os visualicen a os otros y ellos dentro de la esfera y les decís que la esfera les ayudara a conectar con su corazón y con la calma interior. Le estáis unos segundos al mismo tiempo que les ayudáis a que relajen el cuerpo haciéndoles un breve recorrido desde los pies a la cabeza, cuando termines en recorrido de la relajación entonces les podéis pedir que os hablen desde el corazón y os digan cómo se han sentido a lo largo del día y que os digan aquello que necesitan, si os empiezan hablar de cosas materiales escucharles pero pedirles también que os hablen de sus necesidades emocionales, si lo necesitan les podéis ayudar con un ejemplo.

Este ejercicio os ayudará a entender mejor las necesidades de vuestros hijos y os acercará a su círculo de confianza. Cabe recordar que la confianza para que nos cuenten sus cosas hay que cultivarla con el tiempo y esta es una buena manera además para que aprendan a hacerlo con total honestidad.

Propuesta para los profesores/as

Para ayudar a que los profesores tramitan a los niños el valor de la honestidad vamos a incentivar a los niños para que aprendan a hablar desde la honestidad. Para ello podemos intentar contar una experiencia personal que os ayude a abrir el corazón hacia los niños y acerque el vínculo que tenéis con ellos. A los niños siempre le gusta escuchar historias, y si además vienen de su profesor/a les ayudará a sentirse mejor y con más confianza.

Como ejercicio podemos pedirles que nos cuenten algo relacionado con sus sentimientos, es un buen momento para aprovechar y decir que no hay que reírse de los sentimientos de los demás, si el ejercicio se lleva a cabo desde el respeto no sólo os acercará a vosotros con los niños, sino que además fomentará el vínculo entre ellos mismos.

Cuanto más cerca se sienten de los profesores, los niños mejoran su comportamiento.

Propuesta para las diferentes asignaturas

En clase de lenguaje
Todos los valores o palabras que trabajamos en educación se pueden analizar y comprender en una clase de lenguaje con muchísima razón de ser porque podemos explicar el significado y trabajar con la comprensión del mismo, bien sea en dictados, lecturas, textos, o ejercicios que estén destinados a la utilización correcta de dicha palabra. Esto siempre ayudará a los niños a que obtengan la comprensión del significado del valor que queremos trabajar. No importa si estamos en clase de inglés, de francés, de castellano o de catalán, porque cualquiera de las lenguas nos permite este tipo de trabajo.

En las clases de lenguaje podemos aprovechar para explicar el significado del valor, se puede introducir en textos y comprobar la comprensión de los mismos, podemos poner ejemplos de en qué situaciones se emplearían y ver que lo hagan de una forma correcta, las asignaturas relacionadas con las lenguas nos dan muchísimo juego a la hora de trabajarlo valores.

En clase de matemáticas
En las clases de matemáticas podemos intentar hacer una breve reflexión de la importancia que tiene manejar los números y las cuentas desde la aplicación del valor que queremos trabajar, para ello podemos servirnos de problemas con una connotación moral acerca del uso de ese valor. Al final del problema una breve reflexión de si la actuación ha sido correcta intentando no entrar demasiado para no perdernos de la base que deben ser las matemáticas.

Un ejemplo puede ser:
Un niño tiene cinco cromos y otro tiene 10 si viene un tercer niño y le quita dos cromos a cada uno ¿cuántos tendrán cada uno de ellos al final?

Se puede observar que este es un problema para restar y hacer un pequeño cálculo, aquí en vez de cambiar los cromos como sería lo normal, un niño se los ha quitado, es en ese punto donde podemos hacer una valoración final analizando si verdaderamente es correcto haberlos quitado, este valor está relacionado con la falta de honestidad y honradez. Dedicar dos minutos de tiempo a esta reflexión puede ayudar a que los niños poco a poco vayan integrando lo que generan la carencia de valores. Cabe recordar que lo principal para poder actuar desde los valores es entender cómo funcionan y que generamos cuando actuamos de un modo u otro.

En la asignatura de matemáticas siempre tendremos la posibilidad de aprovechar los problemas matemáticos para introducir pequeñas reflexiones sobre lo que está sucediendo que nos ayuden a explicar a los niños lo que son los valores, es importante también que aprendan la importancia de los números, para que le sirven, como lo pueden aplicar y sobre todo que lo apliquen alineados con los valores porque es lo que les va a ayudar a crecer.

En clases de educación física
La clase de educación física es ideal para poder trabajar en equipo, por eso podemos aprovechar ese momento para que los niños interactúen entre ellos intentando aplicar los valores que queremos que trabajen. Si es el valor de la honestidad y ésta está relacionada con la verdad, podemos aprovechar un juego en el que practiquen todo lo que queréis que trabajen en ese momento además de sumar el valor. Se puede buscar que trabajen coordinación, reflejos y todos los aspectos necesarios, aprovechando el juego ellos tienen que intentar ser lo más honestos posible y darle énfasis a que si pierden tienen que aceptarlo desde la honestidad. En ocasiones cuando los niños juegan algún tipo de juego no quieren perder, muchas veces cuando han perdido intentan luchar que no es verdad, es en ese momento cuando podemos aprovechar el valor e introducir la honestidad dentro del juego para que acepten que cuando les toca tienen que ser sinceros.

En las clases de educación física se pueden trabajar y transmitir los valores por equipo, a veces basta una charla y una explicación pequeña del valor que queremos trabajar, otras veces según la ocasión lo requiera podemos aprovechar para extendernos un poco más y solucionar un conflicto que haya sucedido a través de un valor, hay un montón de posibilidades para poder trabajar los diferentes valores en equipo.

En clase de plástica o manualidades
En las clases de plástica o manualidades podemos intentar expresar algún tipo de dibujo o manualidad intentando ser honestos con nuestra manera de sentir o pensar, no es lo mismo limitarse a copiar algo de otro que intentar fluir con nuestros sentimientos siendo totalmente sinceros. Si alguien siente dibujar algo de una forma podemos incitarle a hacerlo con total honestidad y respeto por parte de las demás.

La clase de plástica o manualidades está relacionada con la expresión y es por eso que los valores se pueden intentar expresar en aquello que creamos, si es el valor de la honestidad podemos sincerarnos expresando con honestidad, si es el valor del respeto podemos intentar plasmar lo que es el respeto o respetar lo que han creado otros, si es el valor de la aceptación podemos aceptar nuestro nivel de destreza a la hora de hacer la manualidad intentando mejorar en cada momento aceptando el momento presente. Hay muchas formas de transmitir y trabajar los valores en esta asignatura tan sólo debemos imaginar y ofrecerles a los niños la posibilidad de expresarse.

Clases de ciencias sociales e historia

En este tipo de asignaturas en las que se estudia la historia del pasado de la humanidad siempre se puede aprovechar para reflexionar si el comportamiento de los acontecimientos históricos fue desde los valores o desde su carencia, con este tipo de reflexiones se verá claramente hacia dónde lleva socialmente un comportamiento carente de valores o un comportamiento fuerte en la integración de los mismos.





Compartir:

Convocatorias Anteriores